Como abordar la discapacidad visual en el colegio

La discapacidad visual es un problema más común de lo que te imaginas, no tiene sexo, tampoco edad, pero la discapacidad visual se puede encontrar en diferentes intensidades. Algunos padecen más limitaciones, a otros se les hace más fácil para enfrentar su situación.

Este padecimiento puede encontrarse con disminución total o parcial de la vista, éste tiene que ver con el espacio visual y con la mirada fija a un punto, así como la agudeza visual que tiene que ver con la capacidad del ojo para percibir los objetos.

Jóvenes con esta condición están en mucho en los colegios, y los maestros se encargan de buscar la solución, siguiendo algunas recomendaciones para poder mejorar las condiciones en las que estos alumnos puedan recibir sus clases con tranquilidad y comodidad.

Acondicionar el salón de clase

Una de las primeras acciones a ejecutar, es permitir al niño que conozca los útiles escolares y demás elementos del aula, porque serán sus herramientas de trabajo, para poder ejecutar las actividades.

Es muy recomendable adaptar el material de clase en 3 dimensiones, proporcionarles letras táctiles, es decir en relieve para formar palabras, recuerda que quienes padecen de discapacidad visual, se apoyan en gran medida con el tacto.

Los niños con discapacidad visual se les hace más fácil reconocer fotografías e imágenes, si éstas tienen colores brillantes o con contraste. También es posible imprimir el material para el niño o escribirlo en el pizarrón en letra de imprenta y en tamaño grande.

Es ideal utilizar cuadernos con renglones y colocar hilos sobre estos para que el niño pueda percibir donde va a escribir, así como el cerrajero determina donde debe hacer la instalación de algún dispositivo.

Se debe realizar ejercicios de integración para toda el aula, como ejercicios de dictado de palabras. Además es importante adaptar cada actividad en el salón de clases, a la discapacidad de cada niño.

Integración del niño al colegio

Es importante hacer un recorrido a la escuela junto con el niño, para que con su tacto reconozca la disposición de las paredes, columnas, puertas.

También se le debe presentar todos los docentes de la escuela, y pedirles que cada uno le hable al niño, para que reconozca la voz y así pueda saber quien le habla. De igual manera debe ser presentado al resto del alumnado y notificar a todos los niños.

Aplicar estrategias educativas acorde a su discapacidad

Los docentes están preparados para asignar actividades que les permita desarrollar el tacto, y que puedan ser realizadas en clases, esta se trata de reconocer los elementos según su textura y olor, por ejemplo piedra, tierra y hojas.

Pueden realizar actividades para el desarrollo del lenguaje, por ejemplo que los niños reconozcan y manipulen cada material, e identifiquen los oficios y profesiones que trabajan con esos materiales.

También incluir actividades para desarrollar el sentido del olfato, por ejemplo consultar unos días antes de desarrollar esta actividad, cuales comidas o frutas son preferidas por el niño, de forma que para la actividad pueda obtener estos tipos de alimentos y así el niño juegue a identificar por medio del olfato.    

Debe incluir también actividades para desarrollar la destreza auditiva, a partir de diferentes audios el niño debe ser capaz de ejercitarse y repetir hasta que logre no trabarse, reconocer de cuál animal se trata.